Comercialización de césped artificial

Ibagué | Tolima

  1. Prueba de radiación UV

El pasto sintético tiende a degradarse cuando se expone durante largo tiempo a la luz del sol, lo cual resulta en cambios de color y fragmentación de fibras. En la prueba de radiación UV, el césped se somete a 3.000 horas de desgaste artificial simulando la luz solar. Tras la exposición a la radiación UV el césped se mantiene un valor de 4-5 en la escala de grises, lo cual coincide con el estándar del sector (>3). 

  1. Prueba lisport

Se realiza para comprobar cómo envejece un sistema de césped sintético como resultado de un uso prolongado. La fibra del césped de calidad se mantiene en buen estado después de un mínimo de 30.000 ciclos, mientras que el césped de baja calidad se separa y deshilacha fácilmente a medida que aumentan los ciclos de enrollado. 

  1. Fuerza de remoción de mechones

La fuerza máxima necesaria para separar la fibra del revestimiento. El césped que usamos evita el desplazamiento y expansión de la fibra gracias a su alta fuerza de extracción de mechones. 

  1. Rodamiento del balón

Se mide el ritmo al que rueda el balón sobre la superficie, lo cual permite deducir si el sistema es beneficioso para el control del mismo. La distancia de rodamiento del balón sobre el césped que usamos cumple con los estándares de FIFA 1 estrella (4-10 m) y FIFA 2 estrellas (4-8 m).

  1. Rebote del balón
    Se mide dejando caer el balón sobre el césped de (0.6.0,85 m), proporcionando desde una cierta altura y midiendo la altura del rebote. El rebote del balón sobre el cesped que tenemos en nuestro inventario cumple con los estándares FIFA 1 estrella (0,6-1 m) y FIFA 2 estrellas un buen rendimiento tanto para uso aficionado como profesional.
  1. Absorción de impactos Indica la cantidad de energía que devuelve la superficie a un jugador mientras corre. Los sistemas usados por nosotros absorben el 60-70 % de la energía que los jugadores emplean sobre la superficie, lo cual se asemeja a la sensación proporcionada por el césped natural.
  2. G-max Esta prueba se utiliza para valorar la seguridad de la superficie. Para ello, se mide la fuerza aplicada mediante desaceleración rápida. El rango de G-max de una superficie debería estar entre 85 y 160. Los sistemas de césped que tenemos proporcionan el valor de G-max adecuado. Esto reduce el riesgo de lesiones al igual que ocurre en el caso del césped natural.